DestacadosECONOMIA

Las tres administraciones siguen incumpliendo el periodo medio de pago legal según ATA

ata morosidad autónomos

En el primer trimestre del año

La Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos ATA ha realizado un nuevo informe sobre los plazos de morosidad de las administraciones públicas con los autónomos a cierre del primer trimestre de 2019, donde destaca que las tres administraciones (local, regional y nacional) incumplen los periodos de pago legales que se establecen en 30 días.

La media de los periodos de pago de las administraciones autonómicas y central en el primer trimestre de 2019 se fijan en 39 días y la media de la administración local duplica es periodo de pago establecido por ley y abona sus facturas en 60 días.

En el primer trimestre, los autónomos en Cantabria han tenido que esperar 90 días para cobrar sus facturas. Esta comunidad es la que más tarda de media en pagar a sus proveedores, triplicando el periodo que marca la ley.

La Comunidad Valenciana es la segunda que más tarda en pagar con 53 días de media, y en tercer lugar e incumpliendo los plazos que marca la Ley, las regiones de Murcia e Islas Baleares (49 días de media). Por encima de lo que marca la Ley (30 días de plazo) esperan los proveedores de Extremadura (46 días de media), Cataluña y Castilla-La Mancha (43 días de medias), La Rioja (42 días), Aragón (38 días) y Asturias (32 días).

Por debajo de 30 días están el resto de comunidades autónomas. Destacan por pronto pago (23 días de espera) Castilla y León, Galicia y Madrid.

La Diputación de Teruel, la que antes paga a sus proveedores autónomos

El informe se fija también en los tiempos de demora de las diputaciones provinciales (cabildos insulares en el caso de Canarias y consejos insulares en el de Islas Baleares) con los autónomos. A cierre de marzo de 2019, la Diputación de Teruel destaca por su celeridad a la hora de pagar los trabajos realizados por los autónomos y lo hace en una media de dos días.

En una media de cinco días paga la diputación de Toledo, en ocho días de media A Coruña y en algo más de una semana (10 días) lo hace la diputación de Castellón.

Por su parte, la Diputación de Valencia es la que más tarde paga de toda España, abonando sus facturas con una media de 69 días de espera. Tras la de Valencia, destaca por la tardanza en pagar el cabildo de Lanzarote (62 días de media), la Diputación provincial de Ávila (56 días), Almería con 49 días de espera y las de Ibiza y Jaén con una media de 55 días de espera.

Jaén es el municipio que más tarda y Vigo el que menos

La administración local es la peor pagadora, ya que se demora de media dos meses (60 días) en pagar a sus proveedores autónomos. Además, ésta es el tipo de administración para la que más trabajan los autónomos y sin embargo paga al doble de tiempo de lo que estipula la ley (30 días).

Pero frente a esos 60 días de media, hay municipios que registran unos datos mucho más altos. Es el caso de ayuntamientos como los de Jaén que sigue siendo, una vez más, el consistorio que más tarda en pagar de España, al hacerlo en una media de 531 días. Por el contrario, también hay ayuntamientos que realizan una buena gestión de sus facturas y no solo cumplen la Ley de Morosidad, sino que pagan en menos de dos semanas. Así, la administración local de Lugo es la que antes paga a sus proveedores, al hacerlo en 12 días de media.

Autónomos y pequeñas empresas, los mejores pagadores

La morosidad entre empresas privadas (B2B), de media, se establece en siete días. Teniendo en cuenta el tamaño de la empresa, son los autónomos sin trabajadores y aquellas pequeñas empresas (que tienen hasta nueve trabajadores o de nueve a 50 trabajadores) las que antes pagan a sus proveedores. Según va escalando el tamaño de empresa, va empeorando los periodos medios de pago, siendo nuevamente las empresas de más de 1.000 trabajadores las que más tardan en pagar las facturas pendientes (111 días de media).

Los autónomos en el primer trimestre del año han pagado sus deudas con otros autónomos en una media de 40 días de plazo. Las empresas de menos de nueve trabajadores pagan sus facturas en 49 días. Las empresas de entre 9 y 50 trabajadores también pagan de media en 57 días. Y de 50 a 250 empleados tienen las empresas que, de media, tardan unos 64 días en pagar las facturas a otras empresas.

Y a partir de aquí, los periodos medios de pago se disparan: las empresas de entre 250 y 1.000 trabajadores y las de más de 1.000 no satisfacen sus deudas con sus proveedores hasta los más de tres meses (105 días de media de espera y 111, respectivamente).