Las horas extras trabajadas por las pequeñas y medianas empresas y los autónomos en todo el mundo contribuyen con más de 8,3 trillones de dólares a la economía mundial, según datos obtenidos de una encuesta global llevada a cabo por Sage, multinacional líder en soluciones de software de gestión para empresas y despachos profesionales.

office-583841_1920El informe pone de relevancia que los autónomos y las pymes se ven obligados a sacrificar tiempo de dedicación a su familia, al ocio o a su pareja para poder impulsar con éxito su negocio. Así, más de la mitad de los autónomos y pymes a nivel mundial trabajan más de 40 horas a la semana.

En España, el 35% de los encuestados aseguran que trabajan entre 1 y 5 horas de más cada semana, el 27% reconoce que semanalmente necesita entre 5 y 10 horas extras y el 12% asegura que ha de trabajar más de 10 horas. Además, el 18% cuentan que suelen trabajar unas 9 horas al día unas 3 o 4 veces por semana. Los alemanes son los emprendedores que más horas extras emplean, con un 57% que afirma trabajar más de 40 horas a la semana.

De esta encuesta mundial se desprende así que una tercera parte de los encuestados (el 36%) sacrifica habitualmente el tiempo que dedican a su familia para poder sacar adelante sus empresas. En el caso de las pymes y autónomos españoles, más de la mitad (52%) subrayan que estas horas extras les “roban” tiempo para sí mismos, mientras que el 41% han de sacrificar horas de disfrutar de la familia debido a su negocio y el 37% reconoce que trabajar fuera de horario afecta a sus hobbies; mientras que el 19% asegura que también sacrifican tiempo con sus pareja. También llama la atención que más de la mitad de los emprendedores alemanes (52%) hayan tenido que cancelar una cita por motivos de trabajo, una cifra que supera a la media, situada en el 27%.

En España, el 37% lamenta haber tenido que cancelar su asistencia a un evento deportivo, el 34% a una cita, el 23% un concierto y el 22%, no haber podido acudir a algún evento en el que participaban sus hijos.

Con estos datos, el informe alerta sobre el sacrificio personal que pymes y autónomos realizan a diario para contribuir al desarrollo de la economía global. Los dos principales motivos por los que los autónomos y pymes se ven obligados a trabajar horas de más son el volumen de trabajo (59% en España) y tener muy poca plantilla (33% en España), aunque el 29% añade que esas horas de más las invierten en hacer crecer su negocio. Además, el 18% de los autónomos españoles aseguran que esas horas extras les han permitido continuar con el negocio familiar, el porcentaje más alto de todos los países que han participado en la encuesta.

A nivel global, más de la mitad de los encuestados manifiestan que el esfuerzo de las horas extras merece  la pena, el 41% sostiene que trabaja de más porque le gusta su trabajo y el 38% emplean esas horas extras motivados por el sentido del deber y el deseo de mejorar. A nivel nacional, destaca el 47% de los participantes que asegura que esas horas extras están motivadas porque aman su trabajo.

Por último, el 80% de los autónomos y pymes españoles han reconocido en la encuesta que, mientras disfrutaban de sus vacaciones, han respondido a llamadas profesionales, casi veinte puntos por encima de la media global, situada en el 63%. Además, aunque el 29% de los encuestados españoles sí aseguran haberse podido tomar entre 26 y 30 días de vacaciones, el 19% declara que pudo disfrutar de entre 11 y 15 días, mientras que un 10% disfrutó de entre 6 y 10 y un 8% dijo no haberse podido coger ningún día de asueto.